jueves, 17 de marzo de 2011

Qué es y por qué una casa de balas de paja

 Casa de balas de paja  más antigüa construida en Europa. Fracia 1921.

                      (Video Extraido del documental: ¿paja mental?)


Cuando oímos hablar por primera vez de las casas de balas de  paja lo normal es pensar que se está bromeando, y que lo relacionemos con el cuento de los tres cerditos o una cabaña de una tribu africana.
Al principio es normal tener desconfianza y que nos surjan muchas dudas, pero al  ver el tipo de casas que se pueden hacer, solventar esas dudas y descubrir las enormes ventajas que tienen, pasamos a contemplar una casa de balas de paja como una de las mejores alternativas a la construcción convencional.

Una casa de balas de paja consiste básicamente en utilizar las balas de paja como grandes ladrillos para levantar los muros. Estos muros pueden soportar el tejado o ser el cerramiento para una estructura.
Posteriormente estos muros son revestidos tanto en el interior como exterior, normalmente con materiales naturales como arcilla y/o cal. 

Son muchas las ventajas que tiene construir con balas de paja frente a la construcción convencional:

-material biodegradable
-requiere ínfima elaboración y gasto de energia
-aprovecha un desecho agrario
-tiene un balance negativo en emisiones de CO2
-excepcional aislante térmico
-aislante del sonido
-saludable y transpirable
-construcción agradable y sencilla, apta para autoconstructores
-versátil
-hace de cerramiento e incluso puede ser portante
-económico
-muy abundante
-resistente ante los terremotos
-durable

Las balas de paja son un desecho agrario cuya elaboración supone un esacaso procesamiento. Es un producto natural y biodegradable, por lo que es enormemente ecológico.
La construcción convencional en cambio es muy contaminante. Requiere un gran gasto de energía y produce una gran cantidad de residuos y emisiones en todas sus fases: obtención de materias primas, fabricación de los materiales, proceso de construcción, uso del edificio y posterior desecho. Todo ello genera un gran impacto medioambiental.
Un ejemplo que cabría señalar es que la construcción convencional es responsable de aproximadamente el 40% de las emisiones de CO2.
La utilización de balas de paja no solo supone la no emisión de CO2 sino que además es un material que fija el CO2 acumulado por las plantas del cereal durante su vida.
Las balas de paja son un excepcional aislante, el mejor que existe calidad - precio. El grado de aislamiento tanto para el frio como para el calor que se puede alcanzar, si se cuida la pérdida de puertas y ventanas, y se combina con otras estrategias pasivas, puede llevar incluso a prescindir de la necesidad de aparatos de calefacción y/o refrigeración, con todo el gasto que supone su instalación, uso y mantenimiento.
Las balas de paja son además un gran aislante del sonido, lo que puede contribuir a la calidad de vida haciendo frente a la contaminación acústica.
Es además un material natural saludable. Algo que contrasta con la mayor parte de los materiales de la construcción convencional, especialmente los aislates, que tienen un alto grado de tóxicidad.
Otra característica que hace saludable a una casa de balas de paja es que son transpirables (si el revestimiento elegido va en consonancia), frente las casas convencionales que son herméticas, lo que contribuye a la limpieza del aire interior.
Es un material agradable con el que trabajar y que permite a gente que no es experta poder trabajarlo ya que no exige el mismo grado de precisión y habilidad que los materiales convencionales. Por ello es un material asequible para autoconstructores, con todo el ahorro que supone.
Además es bastante versátil lo que permite realizar con mayor facilidad que con los materiales convencionales formas curvas que se integran mejor en la naturaleza. 
El coste de las balas de paja es mucho más barato que el resto de aislantes. Si quisieramos igualar el mismo grado de aislamiento con matariales convencionales el costo sería casi inviable.
Además cumple la función de cerramiento e incluso puede ser portante.
Otra contribución al ahorro es la rapidez y facilidad de construcción ya que la colocación de una bala de paja supone la colocación de aproximadamente 30 ladrillos.
Todas estas carácteristicas hacen que el coste de una construcción con balas de paja sea mucho menor que el de una casa convencional. Hay que puntualizar aqui que el precio final de una casa depende de muchos factores y que por lo tanto una construcción con balas de paja puede tener también un precio elevado, aunque siempre menor en igualdad de condiciones si se compara con una construcción convencional.
No hay que preocuparse de que sea un material que incremente su precio porque crezca la demanda. Es tan abundante que solo con la paja que se quema en un año en Alemania se podrían hacer 350.000 casas unifamiliares. La quema de esta paja se produce porque el excedente es tan grande que no se sabe que hacer con ella en el contexto actual agrario cuyas prácticas no están en consonancia con la naturaleza.
Todo lo mencionado posibilita algo muy ecológico y saludable para los moradores de una construcción de gran calidad a un bajo coste: no hipotecarse.
Otra característica que puede ser una gran ventaja en ciertas partes del planeta es su comportamiento ante los terremotos.


ver también:
http://www.terra.org/casas-de-paja_2493.html
 







viernes, 11 de marzo de 2011

Adictos al Plástico y Océanos de Plástico

 Todo el plástico que ha existido, quitando una ínfima parte que se ha quemado, sigue existiendo.Es un dato demoledor. La razón es que el plástico no se degrada, tan solo se descompone en partes cada vez más pequeñas.
Se empezó a fabricar hace aproximadamente 100años. Hace 60años se empezó a generalizar su consumo. Tan solo en los últimos 10 o 15 años se ha consumido más plástico que en todos los años anteriores, debido al aumento del consumo en los paises ricos y a que se ha comenzado a extender su consumo en los paises pobres.
Tomar conciencia de la situación nos puede llevar a cambiar de forma de vida. Esto es lo que pretenden estos dos magmificos documentales.

Adictos al Plástico
Océanos de plástico


Productos ecológicos, ¿Somos realmente libres de comprar lo que queremos?
La historia del agua embotellada
La Historia de las Cosas
Mide tu huella ecológica  
Petróleo. El Fin de una Era 
Transition Town
Consumir menos vivir mejor. Ideas de prácticas para un consumo más consciente